Al cumplir 14 años, fallece Buddy, el perro que hacía sus propias compras

El perro Buddy, se hizo conocido luego de que se viralizara un video donde camina.

Va desde el puesto de diarios de su dueño, hasta una tienda de comida para animales.

El can era conocido y mimado por todos los vecinos que paraban para mirarlo en acción.

Conocido y mimado por todos, abría y cerraba puertas, pero solo cruzaba la calle cuando su dueño lo autorizaba.

Los conductores de los autos se amontonaban para verlo en acción y los peatones aprovechaban para acariciarlo cada vez que podían.

El animal se había ganado el cariño de todos los habitantes de la ciudad

y lógicamente ya era un personaje famoso del lugar por su particular forma de realizar los mandados.

Su particular manera de hacer las compras se viralizó a través de un video en el que se lo veía caminar y cubrir el trayecto que le representaba llegar

desde el puesto de diarios y revistas que tiene su dueño, hasta una veterinaria donde compraba su alimento balanceado.

Luego se retiraba con una bolsita en la boca, que Buddy llevaba dentro su comida.

El dueño de Buddy, Alberto, confirmó que el perro murió este viernes y guarda sus mejores recuerdos.

Por más que lo empujaras para cruzar, no lo hacía si yo no le daba la orden”, recordó.

“Era súper inteligente. El día que fuimos hasta el forraje de la esquina a comprar sus comida y le dejé dicho a la chica que él iba a ir solito con su bolsita y el dinero, me miró raro”.

“Nunca estuvo en mis planes comprar un perro, pero mi hija mayor, que entonces tenía 10 años, había visto una película que se llamaba Buddy y quería el mismo animal.

Yo le explicaba que en la calle había muchos sin hogar para adoptar.

Pero por esas cosas de la vida, justo me ofrecieron un cachorro”, recordó el dueño del “perro canillita” al diario porteño.

«Por más que lo empujaras para cruzar, no lo hacía si yo no le daba la orden», recuerda su dueño.

Lamentablemente, el paso de los años fue determinante para el simático perro, que dejó de comer hace algunas semanas.

«Se vino abajo en cuestión de días. No sufrió, no tuvo dolor.

El veterinario me dijo que no vive más de 10 o 12 años un perro así; él llegó a 14 y bien de salud. Era mi amigo y mi familia», agregó Alberto.

Comentarios Facebook

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.